Mínimos vicios y grandes pecados

en podcast

La profanación no es tan grave, excepto cuando quien tiene el poder para decidirlo considera que es muy grave y monta un buen pollo. Pero que nadie se preocupe: tampoco el Padre Nando se llama Fernando y aquí­ sigue, visitándonos de vez en cuando y salvando sus muebles como mejor puede. Esta vez, lo que podría haber sido otro episodio de la legendaria “Serie sobre el Poder y la Gloria” se ha quedado en una charla í­ntima sobre aberraciones interminables.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*